Cabecera

Los '60 Manolos' importados por Qatar

  • Publicado en: Noticias

La Joven Mafia en Qatar

Enrique y Javier tocan la trompeta, Manuel la tuba y Toni el saxofón. Desde 2000 recorren las fiestas de toda España con su charanga, La Joven Mafia, nacida un día en Santa Cruz de la Zarza (Toledo): cabalgatas de Reyes en León, carnavales, San Juan en Ourense, las Fallas en Valencia...

 

Pero estos días sus ritmos suenan lejos. A más de 7.000 kilómetros. Son la banda que ha viajado con todos los gastos pagados a Qatar. En total, 60 animadores españoles con furia, cual Manolos del bombo, que gritan y vociferan al equipo qatarí en su Mundial de balonmano. Talento exportado a bombo y platillo. Y a golpe de petrodólares.

"¿Que nos están tratando como reyes? No nos merecemos otra cosa, eh", dice jocoso Toni Herencias después de su debut el jueves. Escenario: el impresionante Lusail Multipurpose Hall de Doha. De un lado, la selección de Brasil. De otro, la de Qatar entrenada por Valerio Rivera. Y en las gradas, junto a 200 qataríes de verdad, el huracán de los 60 postizos, nuestros manolos. Van a por todas. Ganaron el partido y ahora tienen otro reto: levantar de su asiento al emir de Qatar. "Contra los brasileños ni se movió, parecía dormido", explican seguros de que eso va a cambiar.

La Joven Mafia en Qatar

El viaje, cuyo coste total para Qatar suma 1.248.000 euros, empezó a gestarse en 2011, cuando el país árabe fue elegido por la Federación Internacional de Balonmano para albergar el Mundial, por delante de duros competidores como Francia o Inglaterra. Ni el emir qatarí, Tamin Bin Hamad Alzami, ni los dirigentes de la Federación se hicieron entonces la pregunta que ha hecho posible el viaje de los españoles: ¿Quién animará con música y cánticos a nuestra afición si casi nadie aquí conoce este deporte? Pero el país más rico del mundo, famoso por contratar a los mejores arquitectos internacionales como Frank Ghery o Jean Nouvel, no lo dudó. A golpe de petrodólares buscaría a la afición más singular, más alegre, con más simpatía...

Gracias a la mediación de Borja Fernández, español que milita en la selección qatarí, y del actual entrenador, Valerio Rivera, el dedo del emir (o sus subalternos) terminó apuntando a Cuenca (Furia Conquense), Aranda de Duero (La Patata), Puerto de Sagunto, Valencia (Peña Marea Rojiblanca) y Vigo (Seis Do Nadal).

Toni Herencias, con su saxofón en ristre, es sin duda el jefe de la expedición. Y su testimonio desde Doha nos ayuda a comprender el repertorio que han preparado para dar satisfacción a sus pagadores. La mosca Tse Tsé, el A por ellos, el Bacalao salao o Cuando los santos marchen de Louis Armstrong forman parte del tran-tran que suena a todo pulmón en las gradas de Doha. "Nuestra misión es hacer una animación distinta y que llame mucho la atención en Qatar". Eso sí, el trabajo ha sido de tal magnitud que la mayoría de las canciones fueron traducidas al inglés o simplemente tarareadas. "Hemos tenido incluso que censurar alguna palabra española para no herir sensibilidades", nos cuenta Jorge Domínguez, aficionado del Furia Conquense. "Las que más gustaron a los árabes son el Yo te quiero dar y el Beso a Beso de Los Chicanos del Sur", nos cuentan los músicos desde el hotel, después de volver del partido inaugural.

"Animar sin alcohol es difícil, pero bueno, son las reglas del país y las respetamos", dice Javier, el trompetista, mientras sueña con una buena cerveza. Pero sabe que durante su estancia de 21 días con pensión completa en el lujoso Holiday Villa de la ciudad esas son las condiciones. "En los tours que nos han dado por la ciudad hemos flipado con los edificios enormes, con la limpieza de las calle y con toda la pasta que hay. ¡No hay ni un utilitario, tú!", añade.

Partido a partido, los 60 aficionados españoles cantan y saltan sin detenerse y sin complejos, ataviados con la equipación oficial del fan fiel de Qatar -camisa blanca y granate, colores de la bandera del país-, enormes manoplas de gomaespuma con las letras de la selección, gafas de sol blancas personalizadas, bufandas.... Su cántico más internacional es ya el "¡Go, go, go Qatar!". En lugar del célebre "¡Yo soy español, español, español..!", tienen uno más adaptado al medio: "Yo soy qatarí, qatarí, qatarí..!". Y hasta han aprendido a gritar "Gualala Ajlal", el equivalente al "Vamos Qatar" en árabe.

Ocho son las citas mundialistas que incluye el calendario de los manolos del bombo españoles en Qatar. "Esperemos que nuestro equipo pase la fase principal y consigamos ver todos los partidos que podamos", cuenta Samuel Ruiz, presidente de Furia Conquense. Además, piensan darse una escapada para animar a España. Gane quien gane, "para nosotros este viaje ya es un premio por el privilegio de ir a un Mundial", afirma Ruiz.
Manuel, el agricultor de la tuba

MOTA DEL CUERVO (CUENCA). Manuel Pedroche, de 38 años, estudió música en el Conservatorio de Cuenca en la especialidad de Tuba, y en la escuela de música de la Asociación Musical Moteña. Desde 2009 toca este instrumento en la charanga La Joven Mafia. La tuba es la gigantesca compañera que se ha llevado hasta Qatar. Además de la música, Manuel es el propietario de diversas explotaciones agrarias en su pueblo.
Toni, el inseparable del saxofón

LOS NAVALUCILLOS (TOLEDO). Antonio Toni Herencias es, digámoslo, el jefe de la banda. Estudió saxofón en el Conservatorio profesional Jacinto Guerrero de Toledo. Actualmente se forma en trombón en el Conservatorio Profesional Arturo Soria en Madrid. Miembro de la Banda Santa Marina de la localidad de Magán (Toledo), compagina su experiencia musical con su profesión de Arquitecto Técnico.
Quique, el trompetista más joven

PEDRO MUÑOZ (CIUDAD REAL). El veinteañero Enrique, Quique, García es el más jóven del grupo. A pesar de ser todavía estudiante de grado profesional en el conservatorio Jacinto Guerrero de Toledo en la especilidad de trompeta, fue elegido por Toni para levantar con su trompeta el ánimo de la afición de Qatar. Director de varias agrupaciones musicales de Semana Santa, lleva tres años dedicado a la música de charanga.
Javier, 'el mariachi' de la trompeta

CIUDAD RODRIGO (SALAMANCA). Conocido como el mariachi en el mundo de la charanga por su salero especial y porque «cuando se desata no hay quien lo pare», Javier Hernández realizó sus estudios en la Escuela de Música de Aranjuez. En esta localidad madrileña actúa con varias agrupaciones musicales y se dedica a la gestión informática de sistemas en una empresa de distribución. En Qatar promete ser el menos tímido de todos con su trompeta.


Icon4 Fuente de la noticia: www.elmundo.es, 18 de enero de 2015

 

Ir a la web de webspecialista

Festival Nacional Charangas Poza

Charanga Jarra Pedal

Concurso de Charangas Sotrondio